RADIO EVANGÉLICA BÍBLICA BBN (EEUU)



Para escuchar esta emisora haga click en el botón "Reproducir" y si no quiere escucharlo pulse en el botón "Parar".

24 de diciembre de 2008

¿Qué debemos celebrar los cristianos? ¿Saturnalia o Navidad?



Por Gonzalo Vega*

Todo el mundo occidental celebra anualmente una fiesta y la rodea de un cierto esplendor y misticismo, característicamente pagano-religioso. Pocos entienden el sentido real de esa celebración, porque la historia y los siglos han cobijado con gruesa capa de olvido los orígenes de un nacimiento trascendental, hoy por hoy, ausente de su significado primario. Cabría conocer sus orígenes, antes de seguir celebrando la Navidad.

UNA TÍMIDA TREGUA

Con el mes de diciembre, llega una época en que al ser humano se le despierta una especie de ternura reprimida. Once meses y medio, afanado, sumido en la enajenante tarea diaria, le distraen de su verdadera vocación: amar. El hombre fue creado para amar, pero es en la última quincena del año, en el invierno, cuando se busca el escape hacia la demostración afectuosa. Se hace a un lado el trabajo y el egoísmo y, aún cuando sabemos que la situación es apremiante, se hace una pausa, una tímida tregua en el afán cotidiano, para abrazar al prójimo, desearle algo bueno, enviarle una felicitación escrita, hacerle un regalo y olvidar diferencias. Todo esto, por unos cuantos días, en que el hombre celebra algo que desconoce: la Navidad.

El hombre no puede ocultar un hecho real: Dios visitó esta tierra como estaba profetizado por Miqueas, hace ya 28 siglos: “He aquí Dios sale de su lugar, y descenderá y hollará las alturas de la tierra. Y se derretirán los montes debajo de Él, y los valles se hendirán como la cera delante del fuego, como las aguas que corren por un precipicio. Todo esto, por la rebelión y los pecados del hombre...” (Miqueas 1:3-5). Y la Palabra se cumple: Hace 20 siglos el apóstol Juan testifica: “Y aquél Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros y vimos su gloria, gloria como la del Unigénito Padre, lleno de gracia y verdad” (Juan 1:14). Juan dio testimonio de Él, y todo ocurre, como estaba escrito. Otro profeta, Isaías, dijo cómo ocurriría: “He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Isaías 7:14)... “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro y se llamará su Nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz” (Isaías 9:6). Y esa palabra se cumple. Mateo relata: “Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí una virgen concebirá y dará a luz un hijo y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:22-23). “Y dio a luz a su hijo primogénito y le puso por nombre Jesús” (Mateo 1:25).

No es desconocido para todos esta realidad, aunque el polvo del tiempo se ha encargado de ocultar algunos detalles, para la mejor comprensión de lo que el hombre celebra y la forma en que lo hace, aún sin entenderlo. Pocos conocen el significado profundo de este advenimiento divino en carne, pero lo celebran. Y así comenzó una costumbre que en el devenir de los siglos se hizo ley: hay que celebrar el Nacimiento del Hijo de Dios. ¿Cuándo? ¿En qué fecha nació Jesús? Nadie podría determinarlo con exactitud, pero la costumbre y la tradición le fijaron distraídamente una fecha, y todos se tienen que sujetar a ella.

UN PRETEXTO MUNDANO

Navidad es una palabra que viene del latín nativitatem, que significa natividad o nacimiento. La costumbre hizo un apócope de natividad y adoptó “Navidad”. Realmente, la palabra Navidad, en este tiempo, es un buen pretexto para divertirse, hacer negocios, vacacionar y, en la mayor parte de las veces, para pecar. El enemigo de Dios y del hombre ha usado esta fecha, esta palabra y esta celebración para distraer al hombre del significado profundo que tiene el nacimiento más notable que haya ocurrido en toda la humanidad desde que el mundo fue creado: el Nacimiento de Dios, hecho carne, sobre la tierra.

Este significado le fue revelado a José, el carpintero de Nazaret, en sueños, por el ángel del Señor, pues este varón, antes que se juntase con su esposa María, halló que estaba encinta, hecho que le empujaba a dejarla secretamente, pues la amaba. Pero el ángel le dijo en sueños: “No temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es” (Mateo 1:18-20).

EL VERDADERO SIGNIFICADO

Y la revelación de la Navidad no se hace esperar, el ángel del Señor, le anuncia a José palabras que el hombre de hoy debería tener presentes:

“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque ÉL SALVARÁ A SU PUEBLO DE SUS PECADOS” (Mateo 1:21).

En esta última frase está el sentido completo de la Navidad, o nacimiento de Jesús; la razón del glorioso advenimiento en carne, a través de Jesús, de la segunda persona de la Trinidad Santa del Dios Altísimo: ÉL SALVARÁ A SU PUEBLO DE SUS PECADOS.

¿Es esto lo que el mundo celebra en la época navideña? Porque el único motivo para que el hombre haga fiesta, tenga su mayor gratitud hacia Dios y se regocije con su familia, vecinos, compañeros de trabajo, escuela o amigos es ése: Él salvará a su pueblo de sus pecados.

Si no es éste el propósito de la celebración de Navidad, cualquier fiesta carece de sentido y se convierte en una celebración netamente pagana.

Si usted celebra de esta manera la Navidad, siendo parte de SU pueblo y usted ha sido redimido por ÉL de sus pecados, seguramente usted se regocija cada navidad porque entonces sus tarjetas, adornos, regalos, fiesta, cena, todo tiene como centro, como fundamento, la misma idea central: Él salvará a su pueblo de sus pecados.

“Porque ya nació en la ciudad de David, tu Salvador, que es Cristo, el Señor”, dice el Evangelio. Y agrega el Apocalipsis: “Ahora ha venido la salvación, el poder, el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo... ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor” (Apocalipsis 12:10, 19:1).

HAY ENGAÑO

La realidad del siglo veintiuno es que el hombre se sigue yendo tras el engaño de una fiesta a la que ya se le perdió el significado; los siglos la fueron transformando en algo opuesto al sentido verdadero que Dios le creó. O ¿acaso los centros comerciales, los restaurantes, los sitios públicos, los medios masivos de comunicación, los hogares, las iglesias celebran que Jesús vino a este mundo para salvar a su pueblo de sus pecados? Más bien el mundo da una imagen apocalíptica: “Ha caído, ha caído la gran Babilonia y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo y albergue de toda ave inmunda y aborrecible, porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación y los reyes de la tierra han fornicado con ella y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites” (Apocalipsis 18:2-3).

Esto es lo que se mira por doquier: Los comerciantes, los mercaderes de la tierra, se han enriquecido con la potencia de sus deleites y se han olvidado u ocultado lo que Jesús produce con su advenimiento en la vida del hombre.

¿CÓMO LA CELEBRA LA IGLESIA?

La Iglesia Primitiva debía estar celebrando esta fiesta, porque ellos eran los que habían heredado la Palabra de Dios, habían caminado con Jesús, y eran los más inmediatos a obedecer sus mandatos. ¿Celebraba la Navidad esta primera Iglesia? No hay un solo vestigio en la Biblia, porque Jesús no ordena celebrar su cumpleaños ni su nacimiento, sino su muerte y esto sí lo celebraba, con veneración, la Iglesia de los Hechos de los Apóstoles. Y todo porque estaba escrito: “Haced esto en memoria de MI” (Lucas 22:19)... “Así pues, todas las veces que comiereis este pan y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que Él venga”, dejó escrito el apóstol Pablo en su primera carta a los corintios (1ª Corintios 11:26).

Por tanto, mientras el Señor Jesucristo no venga por segunda vez a juzgar a su pueblo, los cristianos celebramos y celebraremos la Cena del Señor, es una orden. Motivo: anunciar su muerte y su resurrección, no su nacimiento. La razón es muy clara: con su muerte en la cruz del Calvario, SU PUEBLO recibe LA SALVACIÓN Y EL PERDÓN DE SUS PECADOS. Por eso también el Libro del Eclesiastés afirma: "Mejor es el día de la muerte, que el día del nacimiento" (Eclesiastés 7:1).

MOTIVO DEL CAMBIO

Uno se pregunta si la Iglesia de Jesucristo celebraba todo acorde al plan de Dios y la orden directa de Jesús, ¿por qué la Iglesia que asegura la sucesión, y el mundo, no celebran igualmente y no obedecen al mandato divino?

"En el año 354 d.C. el obispo Liberio, de Roma, ordenó que el 25 de diciembre se celebrara como el día del nacimiento de Cristo" (Encyclopedy World Book, 1907, Vol. V, page 611). La Biblia no dice esto, pero un hombre no sólo inventó la fecha, sino que nos obligó a celebrarla. ¿Tendría un propósito? La realidad es que . Ese día ya lo observaba la Roma pagana: era el 25 de diciembre la antigua "fiesta del solsticio de invierno", la fiesta de saturno o "Saturnalia" que data de la tradición babilónica y que recordaba esencialmente a Mitra, el dios sol, en el día de su nacimiento.

Se decía que Mitra, Baco, Adonis, Orus, Osiris, Júpiter, Hércules y Tamuz, hijo de Nimrod, habían nacido en la misma época invernal, conocida hoy como Navidad. Por supuesto, en esos días esta fiesta se celebraba de la manera más degenerada e inmoral, fue siempre una de las celebraciones que más desprestigió a Roma desde los primeros siglos.

De ahí nació la idea de unir el nacimiento de esos "dioses", al nacimiento de Cristo, herencia que padecemos hasta el día de hoy.

LA "SATURNALIA"

En Babilonia, esta fiesta a Saturno tenía como característica un gran libertinaje y borracheras que no distan mucho de las celebraciones navideñas del siglo presente. Tenía también dos detalles típicos que llaman poderosamente nuestra atención.

Primeramente, se usaban árboles de pino, por doquier, para representar el calor del nuevo nacimiento del dios sol, en forma de fuego (Libro "El hombre y sus dioses", pág. 201). Esto se basaba en una antigua leyenda babilónica. Durante una noche, un árbol verde se desarrolló de un tronco muerto.

Esto hablaba de que el dios sol Nimrod (tronco seco), reencarnaba en Tamuz (árbol verde), cuando su madre Semíramis lo daba a luz en esa noche.

Nimrod
Nimrod, quien llegó a ser el primer
poderoso en la tierra (Génesis 10:8).

Las leyendas se propagan con los años y ésta pasó a ser dominio entre druidas y egipcios, y fue adoptada por Roma, la que colgó al árbol, entre otras cosas, cerezas rojas que después fueron bolas brillantes (esferas), como símbolo del dios sol...y esto fue incorporado a la celebración de la Navidad hasta el día de hoy.

Cabe hacer notar que la Biblia no admite que se dé culto, ni a Dios ni a nadie al pie de árboles. En la ley mosaica esta escrito: “Destruiréis enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredásteis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos y sobre los collados, y debajo de todo árbol frondoso...” (Deuteronomio 12:2). Los profetas advirtieron: “Y sabréis que yo soy Dios, cuando sus muertos estén en medio de sus ídolos, en derredor de sus altares, sobre todo collado alto, en todas las cumbres de los montes, debajo de todo árbol frondoso y debajo de toda encina espesa, lugares donde ofrecieron incienso a todos sus ídolos. Y extenderé mi mano contra ellos y donde quiera que habiten haré la tierra más asolada y devastada que el desierto hacia Divlat y conocerán que yo soy Dios” (Ezequiel 6:13-14). “¿Me postraré delante de un tronco de árbol?” (Isaías 44:19).

No puede ser coincidencia lo que México está padeciendo en este tiempo, si consideramos por unos minutos, la profecía de Ezequiel.

LOS REGALOS SE PONEN DEBAJO DEL ÁRBOL

Otra segunda cosa curiosa, la menciona Tertuliano como parte de la Saturnalia romana: hacer regalos, costumbre oriental que heredamos hoy más que nunca, de esa bacanal pagana. Si miramos la historia, Roma adoptó el intercambio de regalos en recuerdo de los dones que los magos presentaron a Jesús.

Sólo que los magos no hicieron esos regalos con motivo del nacimiento, pues para esas fechas José, María y el Niño ya vivían en "su casa", como lo asienta Mateo, el evangelista, en Mateo 2:11: “Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María y postrándose lo adoraron, y abriendo sus tesoros le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra”. De modo que "dieron", no intercambiaron regalos.

¿DICE LA BIBLIA LA FECHA EXACTA DEL NACIMIENTO DE JESÚS?

La fecha del nacimiento del Redentor del mundo, no está escrita como algo que pueda tomarse literalmente pero se puede determinarse si se escudriña la palabra de Dios:

Lucas 2:8 habla del ángel que hizo el anuncio a los pastores "que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño", pero bien sabemos que, aún hasta el día de hoy, en Israel los pastores no hacen esto en invierno, sino en otoño, donde todavía encuentran algo de pastos para las ovejas.

La Biblia da suficientes datos para determinar el nacimiento del precursor de Jesús: Juan el bautista, y todos sabemos que Juan nació seis meses antes que el Señor.

Para ello basta comparar un calendario hebreo con un calendario romano (Figura 1). Todo calendario se establece por las normas astronómicas (solsticios y equinoccios) y el calendario hebreo se basa por el ciclo de la agricultura y el sistema de fiestas religiosas.

El año hebreo principia en el mes de Nisán, esto es en primavera, mientras que el calendario romano, en enero, al finalizar el invierno.

Figura 1
Figura 1

El año hebreo religioso, según puede advertirse, desde el primer Libro de Crónicas fue dividido en 24 quincenas o suertes, dentro de cada una de las cuales, los sacerdotes debían servir y ministrar en el templo.

Cuando vemos al padre de Juan el Bautista, Zacarías, ministrando en el templo, en la sucesión del sacerdocio de Aarón, el Evangelio cuenta: “Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de LA CLASE DE ABÍAS...” (Lucas 1:5). La clase de Abías, por el Libro de las Crónicas podemos ver que le tocaba su turno en la octava suerte (octava quincena) en el mes hebreo de Tamuz. El evangelio continúa el relato: “Y cumplidos los días del ministerio de Zacarías, se fue a su casa. Después de aquellos días, concibió su mujer Elisabet...” (Lucas 1:23-24).

Podemos advertir que Juan fue concebido en el mes de AB (segunda quincena de julio). Contando nueve meses de gestación, Juan nace en el mes de Nizán, al comienzo de la primavera (marzo-abril). (Figura 2).

Figura 2
Figura 2

La Escritura dice que María concibe a Jesús, seis meses después de la concepción de Juan.

Mirando el calendario (Figura 3) podemos deducir que María concibe a Jesús, en el mes de Tebet. “Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo de su vejez, y éste es el sexto mes para ella...” (Lucas 1:36).

Figura 3
Figura 3

Si Jesús es concebido seis meses después que Juan, contando nueve meses de gestación, el calendario nos dice que Jesús nació en el mes hebreo de Tisri (o Etanim, en su nombre antiguo), o sea al final de septiembre o primera quincena de octubre. O sea que el Señor no nació en invierno, sino en otoño.

PAGANISMO VERSUS CRISTIANISMO

Los esfuerzos de la Roma pagana de unir el paganismo con el cristianismo, sin respetar al Señor, igualándolo a los dioses creados por los hombres, es herencia que data desde la antigua Babilonia, hasta el día de hoy, sin que nadie se haya atrevido oficialmente a denunciar la verdad de los hechos y cambiar las cosas. Actualmente la tradición supera a la Verdad revelada por Dios en su Palabra, la ignorancia y el pecado del hombre le ocultan de la obediencia que debe a Dios, por eso el Señor Jesucristo, comentó: “Este pueblo de labios me honra, más su corazón está lejos de MÍ, pues en vano me honran enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mateo 15:8-9).

¿QUÉ DEBE HACER EL CRISTIANO?

Un cristiano de este tiempo no puede abominar o rechazar la Navidad, bajo pretexto de ser herencia pagana, porque no se puede tapar el sol con un dedo, ni puede, como el avestruz, ocultar la cabeza de la realidad que se vive. Lo que sí puede hacer el cristiano, es aprovechar la ocasión de la celebración mundana de la Saturnalia de este tiempo, para llevar al incrédulo o al religioso neófito al verdadero significado y al entendimiento de la Navidad, al cambio de una Saturnalia por una Navidad. Ésto, porque "El salvará a su pueblo de sus pecados..."

Si el no creyente no entiende esto es porque el cristiano no se lo explica. Si el hombre de este siglo no vive en la Navidad del Señor es porque le condenamos antes que comunicarle la Verdad revelada en la Escritura y, si el hombre del mundo no usa de la salvación que es por Jesucristo y se libra por Él de sus pecados, en vano nació Jesús y en vano celebra la fiesta.

¿CUÁNDO DEBE CELEBRARSE LA NAVIDAD?

Queda pendiente al cristiano de este siglo, saber cuándo debe celebrar la Navidad, ¿en diciembre?, ¿en septiembre?, ¿en octubre? ¿Debe mover al mundo a un cambio en la fecha? Es evidente que el cristiano (no religioso) no es legalista y el cristiano no celebra esta fecha, celebra un HECHO: “Y aquél Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros... Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia” (Juan 1:14,16).

¿QUÉ DEBE ABOMINAR EL CRISTIANO?

El cristiano no abomina la Navidad, abomina las expresiones mundanas de la Saturnalia:

1) Adornos paganos, como el árbol, con sus colguijes, que nada dicen de Cristo y mucho dicen de la adoración al dios sol, en la antigua Mesopotamia.

2) Las posadas, de cuyo origen la Biblia no habla y que son el invento del comercio establecido; de comerciantes sin escrúpulos y, últimamente, de escuelas particulares, so pretexto de divertir a los niños, pero en realidad les prepara para las fiestas carnavalescas de los adultos, con libertinaje y grandes borracheras que duran desde el 16 hasta el 24, o sea, una "novena" sangrienta, que pone a trabajar los centros médicos y de asistencia funeraria.

3) Los nacimientos, que últimamente se han convertido en "folklore" nacional con sus ya bien difundidas "pastorelas" que llevan, necesariamente, a la idolatría, porque los niños se enternecen con la visión del portal de Belén y terminan adorando los muñecos de pasta ignorando que Jesús vino a este mundo para salvar a su pueblo de sus pecados.

4) El intercambio de regalos, que son ya una exigencia, una presión y una obligación en oficinas, escuelas particulares y aún en iglesias y que representan el triunfo del comercio establecido y el culto a la sociedad de consumo que padecemos. La mejor manera de no celebrar la Saturnalia es terminar con ese abuso comercial del intercambio que obliga a comprar y regalar, además de recibir, una serie de baratijas que tienen que volverse a regalar, o ponerse en la basura, por su importunidad y nada adecuado gusto.

5) Las tarjetas navideñas, por insulsas y de gusto vulgar, que no hablan de la Navidad.

6) Las mentiras, como eso de "que los Reyes Magos, Santa Claus (Papa Noel) y el Niño Dios, traen regalos a los niños que se portan bien", y que normalmente funciona, no entre niños pobres que se portan bien, sino entre niños ricos, aunque se porten mal. Qué falta hace terminar con la pretendida guarda de la "inocencia del niño" (llámese ignorancia) y que pone a los papás que mienten, a los niños, en camino de ir al infierno, por mentirosos, como la Biblia lo establece, además de enseñar a los niños a continuar la mentira y seguir los pasos de sus padres y a apartarse del verdadero significado de la Navidad para celebrar una Saturnalia pagana.

SATURNALIA O NAVIDAD

Hace falta al hombre de conciencia, al cristiano que se precia de conocer la Palabra de Dios y de obedecerla, celebrar, no una Saturnalia de la Babilonia y Roma paganas, sino una Navidad que guíe al incrédulo a entender su más íntimo significado. Lo que un cristiano celebra con la Navidad es LA SALVACIÓN por Jesucristo y esto no en octubre, septiembre o diciembre, sino cada momento de los 365 días que tiene un año de cualquier calendario, porque un cristiano, es parte de "su pueblo" y "ya somos salvos de pecados". ¡Gloria a Cristo!

Merry Saturnalia
¿Feliz Navidad? o ¿Infeliz Saturnalia?

Aprovechemos los cristianos la Saturnalia de diciembre para anunciar, sin condenar a nadie, una Navidad o nacimiento, pero no el de Jesús, sino el nacimiento espiritual de cada creyente, que viene al entendimiento del advenimiento del Mesías. Anunciemos en vez de la Saturnalia mundana, la "Navidad del creyente".

La familia del hombre se reúne con algunos propósitos: los bautismos de infantes, los sepelios, las bodas y, en menor escala, la llamada "nochebuena". Usted que es cristiano aproveche la reunión familiar y de los vecinos y amigos para anunciar la Navidad: el nacimiento más trascendental del mundo, ya que por medio de Aquel que ahora tiene 33 años (y es el único que intercede por el hombre) "su pueblo, será por Él salvo de sus pecados y de la ira del día venidero".

Por eso el cristiano no puede declarar en forma deliberada el estribillo mundano de "Feliz navidad", porque casi debería decir a muchos: "Infeliz Saturnalia", ya que los efectos de la nochebuena, si se sobrevive, se dejan ver en la agonía del día llamado de la Navidad. Feliz Navidad es feliz nacimiento. Que este diciembre podamos decir a muchos "Feliz nacimiento espiritual" (Feliz Navidad), porque Jesús aún está vivo y aún está pendiente del arrepentimiento de muchas personas, para salvarles de sus pecados...

Porque ÉL salvará a SU pueblo de sus pecados.

* Gonzalo Vega es un hermano mexicano que escribe artículos cristianos para el Sitio Web "Universo Cristiano" de México.

LEA: "LA HISTORIA MÁS BELLA" y "EL VERBO SE HIZO CARNE"

Haz click sobre las imagenes de abajo y descubre una síntesis de la historia más maravillosa del universo. Si desea abrirlo en otra página haga un clic derecho sobre la imagen y eliga la opción "Abrir vínculo en una ventana nueva".


Haz click sobre la imagen

Haz click sobre la imagen

18 de diciembre de 2008

La Iglesia de Laodicea



Por: Andrew Strom*

Ya desde hace años, muchos líderes cristianos prominentes han dicho abiertamente que vivimos en la época de la iglesia tibia, al estilo de Laodicea. Durante los últimos quince años, este reconocimiento se ha vuelto aun más urgente, porque se han pronunciado advertencias de que pronto "el juicio comenzará con la casa de Dios" (1 Pedro 4:17). Un tremendo "sacudón" y juicio está cerca.

La iglesia de Laodicea es la última de las siete iglesias a las que se dirige Jesús en el libro de Apocalipsis (Apocalipsis 3:14-22). En este pasaje, Jesús dice: "Porque eres tibio, y no frío ni caliente, TE VOMITARÉ DE MI BOCA ... Por tanto, sé celoso, Y ARREPIÉNTETE". La iglesia de Laodicea está bajo la amenaza de un juicio inminente, de ser "vomitada" de la boca de Dios. La única esperanza es un arrepentimiento profundo, y esto debe suceder inmediatamente. Por favor ten presente que esta es una "PROMESA" de Dios. No es una amenaza vacía. Dios hará lo que ha dicho.

Yo creo que es la tarea de un profeta, advertir a voz alta a aquellos que están durmiendo cuando se acerca un peligro; como un guardián sobre los muros. Los profetas nunca son predicadores "agradables". Como dijo A.G. Gardiner: "Cuando un profeta está siendo aceptado y deificado, su mensaje está perdido. El profeta es útil solamente mientras está siendo apedreado porque causa una molestia pública con sus llamados al arrepentimiento, sus interrupciones en nuestras rutinas acostumbradas, sus actos de quebrantar nuestros ídolos y de despedazar nuestros convenios sagrados..." En este respecto, yo he sido bastante desilusionado con algunos de los "profetas" actuales. Parece que muchos de ellos han decidido enfatizar todos los aspectos "positivos" de la cosecha venidera, en vez de advertirnos acerca del peligro inminente. Si Dios muestra a un profeta que el juicio es inminente, entonces él tiene que usar todos los medios posibles para advertir a la gente, ¿no cierto? De otra manera no está cumpliendo la comisión que Dios le encargó.

Es claro, proféticamente y desde las Escrituras, que la iglesia actual está en la situación de Laodicea, y le espera un juicio inminente y severo. Por tanto, los cristianos deben ser advertidos urgentemente. Hay un dicho antiguo: "La gente no huirá del peligro hasta que lo vean." Este es el propósito de este capítulo: hacerles ver el peligro. No me disculparé por la forma directa y urgente de este mensaje.

Hace unos años hice un estudio acerca de las diferencias entre la Iglesia del Nuevo Testamento, descrita en el libro de Hechos, y la iglesia de hoy. Fui alarmado al encontrar que en casi todos los aspectos, el Cristianismo de hoy es tan diferente de la Biblia, que es casi increíble. En los tiempos del Nuevo Testamento, la Iglesia fue como un "fuego consumidor" que barrió el mundo entero, "destruyendo las obras del diablo". Dirigidos por hombres fogosos, ungidos por Dios, los primeros creyentes eran una fuerza audaz que no hacía compromisos con el mundo, dedicados a derribar las fortalezas del diablo en todo lugar. Ellos aguantaron mucho sufrimiento, dificultades y persecución, para predicar el evangelio en el mundo entero.

Pero hoy preferimos navegar hacia el reino de los cielos con más "estilo". La Biblia nos dice que en los últimos días, los hombres serán "amantes de los placeres más que de Dios"; y que "el tiempo vendrá cuando ya no soportarán la doctrina sana; sino según sus propios deseos se amontonarán maestros que les den comezón de oídos" (2 Timoteo 4:3). Como creyentes del siglo XXI hemos inventado una clase de Cristianismo "al instante" y conveniente. Un Cristianismo donde los predicadores creen que su tarea es divertir y lisonjear, en vez de convencer y despertar. Un Cristianismo que busca "bendiciones", en vez de tener hambre y sed de Dios. Un Cristianismo que se preocupa más por la "felicidad" que por la santidad. La iglesia nunca ha sido más materialista y "gorda" que en nuestros tiempos.

La iglesia de Laodicea dijo: "Yo soy rico y me he enriquecido, y NO TENGO NECESIDAD DE NADA" (Apocalipsis 3:17). Increiblemente, la iglesia de Laodicea NO RECONOCE SU PROPIA DESNUDEZ Y BANCARROTA ESPIRITUAL. ¡Ella cree que "todo está bien"! Cierto, la iglesia tiene un montón de "juguetes", tanto materiales como espirituales. Ciertamente somos "ricos y enriquecidos": edificios lujosos, programas costosos de radio y televisión, librerías llenas de materiales de enseñanza y de regalos religiosos, conferencias y seminarios caros... ¿Quién puede negar que el cristianismo es un gran negocio en nuestros días? (Hace unos años, en los Estados Unidos una de las empresas más grandes de música cristiana le hizo juicio a otra empresa cristiana por 20 millones de dólares, por causa de una disputa sobre un acuerdo de distribución.)

Al nivel individual, las cosas están igualmente mal. La Biblia dice: "No amen al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguien ama al mundo, EL AMOR DEL PADRE NO ESTÁ EN EL" (1 Juan 2:15) Pero muchos cristianos hoy están más dedicados a su "carrera" (o sus posesiones, o su televisión) que a Dios. Jesús dijo: "No puedes servir a Dios y a las riquezas"; ¿pero cuántos cristianos hoy intentan servir a ambos? La Biblia dice: "No os conforméis a este mundo"; ¿pero cuántos cristianos hoy viven igual como el mundo codicioso y materialista que les rodea?

Jesús dijo: "No todo aquel que dice: Señor, Señor, entrará al reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos..." (Mateo 7:21-23) "Y esta fue la iniquidad de tu hermana Sodoma: orgullo, abundancia de pan, abundancia de vanidad estaba en ella y en sus hijas, y no fortaleció la mano del pobre y necesitado" (Ezequiel 16:49).

En vez de dar nuestro dinero a los pobres, los cristianos de hoy preferimos darlo al fondo de construcción de la iglesia, o a otros ministerios de buena apariencia. Mientras diariamente mueren 40 mil niños de hambre y enfermedad, y el mundo se va al infierno alrededor de nosotros, estamos cómodamente "sentados en Sión", cantando nuestros coros alegres de cuánto amamos a Jesús y deseamos ser como El. Y el Señor sigue quejándose: "¿Por qué me llaman Señor, Señor, y no hacen lo que digo?" - "Este pueblo se acerca a mí con su boca y me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mí" (Mateo 15:8). Esta generación es culpable más que cualquier otra, de haber diluido y traicionado todo lo que Jesús dijo. En vez de predicar "morir para uno mismo" y "tomar la cruz", hoy predicamos: "Jesús te ama y tiene un plan maravilloso para tu vida". Un evangelio al estilo de Papá Noel, para una generación egoísta. ¿Todavía nos extraña que nuestra iglesia sea tibia, si predicamos un evangelio tan tibio?

La entera sociedad occidental está en desorden: Matrimonios quebrantados, suicidios de jóvenes, adolescentes embarazadas, violencia de pandillas, drogas, etc. etc. Y mientras el diablo gana terreno, el "club de felicidad" que se llama iglesia está perdiendo su influencia. Se supone que seamos "la sal de la tierra" con piedad y verdad. Entonces, ¿acaso no tiene la iglesia gran parte de la culpa por el desastre de nuestra sociedad? Jesús dijo que cuando la sal pierde su sabor, "ya no sirve para nada, sino para ser echado afuera y ser pisado por los hombres" (Mateo 5:13). El mundo está desesperado por respuestas; pero todo lo que les damos es basura insípida. Iglesia enferma, insípida, tibia - ¿cómo escaparás del juicio que Dios te prometió?

Hoy me parece como si la iglesia hubiera entrado en algún acuerdo con el diablo: "¡No te atacaremos demasiado fuerte, si tú no nos atacas a nosotros!" (Les aseguro que el movimiento venidero de Dios no hará ningún acuerdo así.) - Entonces el diablo simplemente nos deja dormir, porque así no le hacemos ningún daño. ¡La iglesia de hoy está siendo completamente ignorada! Las únicas veces que el mundo se fija en ella, es cuando hay algún gran escándalo o algo para reirse. Somos el ridículo de una generación entera, de los hombres y de los demonios.

La música a menudo da un cuadro exacto de la cultura de donde procede. Al escuchar la radio cristiana, la música nos indica que el cristianismo está en un estado bastante enfermo. Nuestra música parece nada más que "muzak" - el tipo de música de fondo que usan en los supermercados. ¿Dónde está la creatividad, la vitalidad? ¿Por qué, en el aspecto musical, nos quedamos tan atrás, si el Creador del universo está de nuestro lado? ¿Por qué nosotros seguimos detrás del mundo, en vez de que el mundo nos siga a nosotros? Nuestra música es tibia porque nuestro cristianismo es tibio.

JUICIO Y REFORMA

Cuando el pueblo de Israel se desviaba espiritualmente, a menudo Dios señaló directamente a los reyes y a los líderes espirituales como los responsables. A menudo, el juicio que cayó sobre estos líderes, fue mucho más duro que el juicio sobre la nación en conjunto. Lo mismo observamos en el Nuevo Testamento: Jesús les dijo a los líderes religiosos lo mismo como Samuel a rey Saúl: "El reino será quitado de ti, y será dado a otro" (1 Samuel 28:17 y Mateo 21:43). Este cambio de un liderazgo por otro - el "reino" quitado de uno y dado a otro - es la verdadera esencia de "Reforma".

Durante toda la historia de Israel y de la Iglesia, en cada nuevo movimiento de Dios, Dios levantó a líderes nuevos y pasó por alto, o juzgó, al liderazgo existente. Por eso, no nos sorprende que fueron a menudo los líderes existentes quienes persiguieron los nuevos movimientos de Dios de la peor manera (a menudo por envidia). Y la Reforma y el avivamiento venidero no será diferente.

Enfrentemos la verdad: la iglesia es tibia porque sus líderes son tibios. Aquellos que son levantados como líderes o maestros entre el pueblo de Dios, serán juzgados de manera más estricta (Santiago 3:1). Por eso, el avivamiento venidero PASARÁ POR ALTO AL LIDERAZGO ACTUAL DE LA IGLESIA. Esto no es "rebelión". Es simplemente una declaración de la verdad obvia, apoyada por la historia de avivamientos y reformas de todas las épocas.

Como los líderes de Israel, los líderes de la iglesia de hoy son culpables de haber diluida o alterada la palabra de Dios por muchos años. Se han rendido al "temor al hombre". Muchos de ellos tienen miedo de predicar la verdad entera ante su congregación, porque algunas personas podrían "ofenderse" (ni pensar de que podrían retirar su apoyo económico).

Como demuestra la historia, muy a menudo cuando Dios derrama nuevamente Su Espíritu, El tiene que levantar a la vez a líderes completamente nuevos. De esto se trata en una verdadera Reforma. Y tristemente, cuando Dios empieza a hacer algo nuevo, muchos líderes se sienten amenazados y se oponen con todo su ser. Desafortunadamente, esto sucedió casi siempre.

Frank Bartleman observó: "Un avivamiento comienza casi siempre con los laicos. Los líderes eclesiásticos muy raras veces dan la bienvenida a una Reforma. La historia se repite..." De hecho, la historia de la Iglesia está llena de líderes cristianos respetados que persiguieron el "nuevo movimiento" de Dios. Los predicadores tienen sus organizaciones cómodas y su maquinería eclesiástica, sus juntas directivas y sus rutinas de "mantener contenta a la gente". No les gustará que Dios SACUDA todo esto.

EMOCIONALISMO EN LA IGLESIA

Durante los últimos veinte años aproximadamente estuve involucrado en el Movimiento Pentecostal/Carismático. Y me entristeció mucho, ver durante este tiempo como este movimiento degeneró en un cristianismo cada vez más superficial, de solo "sentimientos, emociones y experiencias". Las prédicas se cargaron cada vez más con "lenguaje positivo" y apariencias exteriores. La música se convirtió más y más en un "show" y diversión. La gente empezó a interesarse más y más en recibir una "bendición", o un toque emocional de Dios, en vez de buscar a Dios por causa de El mismo. Los predicadores y líderes de alabanza empezaron a pensar que ellos tenían que "divertir" a la gente para que sigan asistiendo, y la gente empezó a esperar nada más que diversión.

Todo esto significa un gran cambio, desde un Cristianismo basado en el Espíritu Santo hacia un cristianismo basado en las emociones. El gran peligro de esto es el papel importante que juegan las emociones en la vida diaria del creyente. El creyente empieza a depender del culto semanal para recibir este "empujón" emocional. Un tal cristianismo es propenso al engaño. Las emociones pueden fácilmente ser manipuladas. Es por eso que la Biblia nos exhorta a "no tener una mentalidad carnal", y a "morir para nosotros mismos". Las emociones es la parte de nosotros que tiene más necesidad de ser "crucificada".

¡Con esto no quiero decir que perdamos nuestro gozo o nuestras emociones! Pero debemos ser capaces de reconocer y evitar la manipulación de las emociones, y las falsas experiencias "espirituales". Debemos adorar a Dios "en Espíritu y verdad", en vez de un exceso emocional. Donde opera el "poder emocional", siempre se involucrará el diablo. Algunas de las más conocidas sectas, religiones paganas, y terapias de la Nueva Era, giran alrededor de experiencias emocionales que abren a la gente para fuerzas demoniacas. El poder emocional es también el corazón de la brujería.

El "hombre fuerte" del compromiso con el mundo, que domina a muchos líderes hoy, trae con todo esto una influencia sensual y controladora a la iglesia, y parece que esto sucede más que todo en los tiempos de alabanza. ("Sensual" significa literalmente: lo que atrae los sentidos).

Junto con todo esto, llegó un montón de nuevos métodos y técnicas para mantener a la gente "feliz" e "involucrada con la iglesia". Cada año llegó alguna nueva técnica "mejorada" de crecimiento de iglesias, o algún nuevo programa juvenil. La iglesia se llenó con actividades inventadas por el hombre, todas organizadas y financiadas según las "ideas brillantes" humanas, y reclamando la bendición de Dios. Seamos honestos. Muy poco de esto fue realmente la idea de Dios. La mayoría de estos programas son centrados en el hombre, y diseñados para agradar y divertir al hombre.

Podemos comparar la iglesia de hoy con una mujer inválida, sufriendo de cáncer, que aprendió a vestirse y pintarse de una manera que esconde su condición terrible, y se ha convencida a sí misma que si ella sigue manteniendo la "bendición", la apariencia exterior, entonces todo estará bien. Pero cuando llegue el gran "sacudón" y la Reforma, su verdadero estado será expuesto.

(Nota del Traductor: En noviembre del 2006, el presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos de los Estados Unidos, Ted Haggard, tuvo que renunciar a todos sus cargos porque se había descubierto que él mantenía relaciones homosexuales secretas. Es de suponer que muchos más líderes de iglesias tienen pecados escondidos en sus vidas del cual no se han arrepentido, y que llegará el tiempo cuando Dios lo traerá al descubierto - también en otros países.)

La iglesia al estilo de Laodicea ciertamente no tendrá parte en el movimiento venidero de Dios. En lugar de ella, Dios sacará a un "remanente" purificado afuera del sistema eclesiástico, "probados como por fuego", para que traigan la gran cosecha de los últimos tiempos. Pero antes que empiece este gran avivamiento, creo que Dios dará todavía a la iglesia de Laodicea una última oportunidad de arrepentirse. Dios levantará ministerios y "voces" que llamarán a la iglesia tibia a arrodillarse, y después a salir a las calles. Creo que muchos todavía harán caso a este llamado y se arrepentirán antes que sea demasiado tarde. De esta manera, la "cosecha" comenzará primero dentro de la iglesia. Los verdaderos avivamientos siempre apuntaron primero a "avivar" al pueblo de Dios descarriado; y después a enviarlos con gran poder para demostrar Su gracia y gloria a un mundo moribundo. Entonces, el arrepentimiento tiene que comenzar con los cristianos primero.

Pero también habrá muchos que no harán caso, y caerán bajo el juicio que "comenzará con la casa de Dios". Yo creo que este tiempo está muy cerca. Una gran "división", o "polarización", ocurrirá en la iglesia. Nadie podrá quedarse en el medio. Cada uno tendrá que decidir si se va a aferrar a "Laodicea", o si echará su suerte con los nuevos predicadores "violentos" y controversiales. Siempre en tiempos de avivamiento, el pueblo de Dios se enfrentaba con esta decisión. Pero puesto que estamos en los últimos tiempos, yo creo que estos dos grupos serán esta vez aun más separados que normalmente, como "la cizaña y el trigo" (Mateo 13:24-30). Un grupo avanzará hacia gran bendición, y el otro grupo hacia gran juicio. El gran "SACUDÓN" de la iglesia comenzará.

MAS INFORMACIÓN:

Lea otros artículos interesantes de Andrew Strom en el siguiente enlace web:

http://www.altisimo.net/maestros/reformaVenidera.htm

15 de diciembre de 2008

Mensaje del evangelista Yiye Ávila: «Alerta Pueblo»



Por: Evang. Yiye Ávila*

El año 2006, ha sido, hasta ahora, uno muy difícil. El desorden y la complicación política que vivimos no es sólo de nuestro país, sino que es una situación a escala mundial. La situación empeora y debe despertarnos a la realidad de lo inminente del Arrebatamiento de la Iglesia, cuando vemos a Israel, el reloj profético de Dios, inmerso en una guerra justo antes del Rapto. “Israel debe ser borrado de la faz de la tierra”, “Israel no tiene derecho a existir”, “Israel debe desaparecer del planeta”; son los enemigos de Israel que esperan por la oportunidad para atacarle y destruirle. Pero Israel es Israel, el pueblo de Dios y es Él quien responderá por “Su hijo”. “Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella” (Zacarías 12:3).

Como nota al calce, recientemente se conmemoró el 61 aniversario del “estreno” de la primera arma nuclear; la que dejó una estela de heridos y 270 mil muertos en Hiroshima y Nagasaki. Este terrible hecho bélico se realizó por la única razón de terminar una guerra y lo lograron, pusieron fin a la segunda guerra mundial, en 1945. ¡Irónico, verdad! Pero esto no nos debe alarmar “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino...” (Mateo 24:6-7).

En el mundo espiritual el asunto no es más esperanzador, por el contrario, la Palabra de Dios se está cumpliendo en forma alarmante. La persona del Señor Jesucristo está siendo atacada en forma implacable y puesta en tela de juicio Su divinidad y obra redentora. La Palabra dice: “Mirad que no seáis engañados; porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, ...mas no vayáis en pos de ellos” (Lucas 21:8).

Tristemente, la reacción de una gran cantidad de personas cuando aparecen estos elementos con doctrinas raras y otras, que rayan en lo esotérico, en la blasfemia y herejía es todo lo contrario. Se van detrás de ellos dejándose embaucar sin importarles para nada su eternidad. Sólo piensan en el momento presente. Estos burladores de la fe tienen la consigna de distraerte en el camino con mensajes genéricos, que “parecen ser” pero no son la realidad bíblica, y cuyo único fin es que te pierdas por la eternidad. Son muchas las publicaciones, sectas, movimientos y películas que han sido y son una trampa espiritual para muchos:

Movimiento G12, se presentó como la mejor y única forma de alcanzar al mundo para Cristo. Con una nueva (palabra que vende) visión que deja atrás, no sólo años de servicio al Señor sino que también desplaza y relega a la nada, a hombres y mujeres que fueron las columnas fuertes y fundamento sólido de oración y ayuno de la iglesia; gente de Dios que siempre dijeron presente a Su obra, que secaron las lágrimas del pastor, que tendieron la mano amiga y oraron con y por él. Gente que con calor del Espíritu pusieron su mano en el hombro del pastor (y otros líderes) para que supieran que no estaban solos. Hoy, en muchas iglesias, a estas personas entregadas a la causa de Cristo, se les despidió diciéndoles que si no se unían a la nueva visión, se podían ir. ¿Qué nueva visión? Entre otras cosas G12 desestabiliza iglesias ya existentes y hace nula la Sangre de Cristo en el creyente al arrepentirse de nuevo de pecados pasados.


El Movimiento G12.

Código Da Vinci, película y novela, donde se le da al Señor una divinidad otorgada (por un hombre) y donde le se adjudica un linaje carnal por una supuesta unión matrimonial con María Magdalena de quien tuvo una hija. Misterio que corre como algo ultrasecreto guardado por sociedades. Es una grotesca burla al Cristianismo bíblico, a la historia y sobretodo a la persona del Señor Jesucristo.

Código Da Vinci
El Código Da Vinci.

Superman Regresa, película de “fantasía” (los niños no se quedan atrás en esta cacería satánica de almas) se le presenta con atributos divinos: como el salvador del mundo; un alienígena casi santo que nunca miente y todo lo puede oír, que está siempre cerca y presto a acudir en ayuda al necesitado.

Superman Regresa
Superman Regresa.

Creciendo en Gracia, secta dirigida por un atormentado por celos de divinidad donde los demonios le han hecho creer que él es el Cristo encarnado. Este hombre primero comenzó llamándose el sucesor del Apóstol Pablo, afirmando que sólo los escritos del Apóstol (interpretados por él, claro está) contienen el verdadero evangelio. (Como una ironía y evidencia de su confusión y desvío, el nombre de su secta se encuentra muy bien explicado en las epístolas del Apóstol Pedro). Dice que el apóstol Pablo profetizó acerca de su persona (José Luis de Jesús Miranda) cuando en 1 Corintios 3:10, dice que otro edifica sobre el fundamento que él (Pablo) ha puesto. El pobre cree que el “otro” es él ya que según su desvarío, la doctrina de la gracia desapareció de la iglesia con la muerte del apóstol y volvió a recuperarse cuando llegó él con su ministerio. Este hombre que presenta profundas alteraciones de la realidad (psicosis) ahora dice que es la encarnación de Cristo. Su exégesis bíblica le “permite interpretar” (según su delirio) la Biblia y considerar qué porciones son válidas y cuáles no. Hace llamar su secta “El gobierno de Dios en la tierra”, lo que encierra un mensaje de liderazgo mundial al igual que los G12. Creo que este señor, José Luis debe meditar bien las palabras del Apóstol Pablo en la misma carta, porque dice también la Escritura “...que la obra de cada uno será manifiesta; porque el día la declarará... ”.

José Luis De Jesús Miranda
José Luis de Jesús Miranda líder
de la secta "Creciendo en Gracia".

Hermanos y hermanas: “Velad, pues, porque no sabéis el día y la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mateo 25:13). “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca” (Lucas 21:28).

(Artículo extraido de la revista "La Fe en Marcha", edición Nº 4, Agosto - Octubre, 2006, páginas 2-3).


Yiye Ávila

* Yiye Ávila es el evangelista pentecostal más conocido de Puerto Rico y de América Latina, es uno de los pocos predicadores que no ha cambiado su mensaje como muchos otros. Su énfasis es predicar el Evangelio de Cristo y anunciar el inminente Rapto o Arrebatamiento de la Iglesia. Dirige el Ministerio Evangelístico "Cristo Viene" y el Canal de Televisión "Cadena del Milagro Internacional", por donde se transmite sus campañas de TV vía satélite todos los sábados a las 7:00 pm., hora de Puerto Rico. Su ministerio también publica y distribuye gratuitamente la revista "La Fe en Marcha".

Sitio Web del Ministerio Evangelístico "Cristo Viene":

http://www.yiyeavila.org
.

7 de diciembre de 2008

Aguardando la Esperanza Bienaventurada



Por: Pr. Miguel Rosell*

Ante los grandes acontecimientos que estamos siendo testigos en todo el mundo, como una muestra tangible de que la Segunda Venida del Señor esta a las puertas. Ante un espíritu de apostasía que cada día se recrudece mas fuerte. Ante los múltiples de falsos apóstoles y falsos profetas, que se nos han infiltrado en las esferas mas profundas de la iglesia; los cuales están causando un daño irreparable en múltiples iglesias, destruyendo muchos ministerios que un día fueron íntegros ante el Señor. Ante todo esto, he decidido poner el tema escrito por el pastor Miguel Rosell, de Madrid España: “Aguardando la esperanza bienaventurada”. Tema que traerá muchas repuestas a nuestros lectores, que anhelan estar más documentados para hacer frente a este periodo de apostasía, y poder enfrentarse mejor a los grandes blasfemos de los pulpitos que niegan la venida del Señor y temas como el Rapto. Otros son más atrevidos al negar ellos mismos la vigencia profética del libro del Apocalipsis.

Shalom

Dr. Antonio Bolainez

A continuación les recomiendo a leer el articulo del pastor Miguel Rosell:

Si no fuera porque el Espíritu Santo ha ido revelando los misterios de Dios a Su pueblo a través de las edades (y la última revelación es la contenida en el libro de Apocalipsis), nunca habríamos sabido acerca de los eventos que todavía tienen que acontecer. Especialmente aquellos que son singularmente impresionantes, que nunca podríamos haber captado ni en la más audaz de las imaginaciones. Como por ejemplo, la resurrección de los muertos en Cristo, y el consecuente Arrebatamiento de ellos y de los vivos en Cristo, tal y como lo leemos en 1 Tesalonicenses 4:16-17, "el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire", y en 1 Corintios 15:52,
"No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados".

Una de las más impresionantes promesas que Cristo nos hizo, es que Él iba a volver a por nosotros los que le esperamos, para librarnos de la ira venidera (1 Tesalonicenses 1:10) que está para ser derramada en este mundo impío y enemigo de Dios. Esta era la continua esperanza de los primeros cristianos, los cuales, a diferencia de muchos actualmente, sólo vivían para el Señor, y anhelando Su venida.

Que el Señor va a volver a por Su remanente sobre las nubes, antes de volver en gloria a esta tierra para destruir la maldad e inaugurar el Reino Mesiánico, es un hecho el cual todos los verdaderos cristianos deberíamos creer.


Leemos en 1 Tesalonicenses 4:17; "Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos…". La expresión “seremos arrebatados” es exacta y concisa. El verbo en el griego original es "harpazo", y tiene el significado siguiente: “Arrebatar, raptar, apoderarse de, agarrar rápidamente”. Es lo que un ladrón hace cuando entra en acción, roba al asalto y se va. Recordemos que el Señor vendrá “así como el ladrón” (Mateo 24:43). El Señor agarrará rápidamente a Su remanente para llevárselo a la Jerusalén Celestial. Y será “rápidamente”, tal y como lo vemos en 1 Corintios 15:51, 52; "…todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos…". Todo ello, porque el remanente ha sido hallado digno de escapar de las cosas terribles que vendrán sobre la tierra (Lucas 21:36; Apocalipsis 6:1-17; 8; 9; 13; 15; 16; 17; 18). Ese remanente vivo sobre la tierra y todos los recién resucitados, todos, iremos a recibir a Cristo en las nubes.

No obstante, muchos han atacado la doctrina del Rapto o Arrebatamiento antes de la Tribulación. Se basan entre otras supuestas premisas, en que no puede ser cierta porque ningún Reformador enseñó esta doctrina, y que tal doctrina sólo tiene unos 180 años de antigüedad.

En primer lugar, y acerca de los Reformadores, debemos dejar constancia de la tremenda dificultad por la que pasaron los padres de la Reforma, como Lutero, Calvino, Melancton, Zwinglio, etc. en su lucha contra los desmanes de Roma, como para hilar tan fino respecto a que si el Rapto de la Iglesia iba a ser antes o después de la Tribulación, cuando ellos, estaban en esos momentos y ante el mundo, redescubriendo en la Biblia las verdades fundamentales, ocultas por siglos ¡Quizás era pedirles demasiado a esos hombres de Dios!

Además, por la misma razón aducida, en cuanto a que esos hombres de Dios estaban redescubriendo las verdades de la Palabra, a causa de su formación teológica original absolutamente católico romana, su creencia en cuanto a la escatología estaba basada en el posicionamiento abiertamente amilenialista y posmilenialista, (posicionamiento este último muy seguido hoy en día por muchos de tendencia neopentecostal y carismática aun y sin reconocerlo así).

No podemos pedirles más a esos hombres que arriesgaron sus vidas por amor a la verdad y fe en Jesucristo.

Muchos estudiosos hoy en día creen que la doctrina del Rapto antes de la Tribulación que está por venir, se originó a principios del siglo XIX, siendo el valedor de la misma John Darby (1820) y los Hermanos de Plymouth. Como muchos, algunos conceden que fuera un poco antes (Emmanuel Lacunza, Ben Ezrea, 1812; Edward Irving, 1816).

Pero la cuestión principal aquí, no estriba en que si ha habido enseñanza o no al respecto a lo largo de la historia de la Iglesia hasta 1820, sino si la Biblia lo enseña o no. En cuanto a esto último, podríamos todavía argumentar bastante en el sentido de que, efectivamente, la Escritura nos enseña que el Arrebatamiento del remanente de Cristo se producirá antes de la Tribulación y del establecimiento del efímero reino del diablo por mano de su hijo de perdición y del falso profeta (Apocalipsis 13; Daniel 7:7, 8, 23-26; 2 Tesalonicenses 2:1-10, etc.).

Pero para mayor abundamiento, y sobre todo respondiendo a todos aquellos que se oponen a aceptar el Arrebatamiento de la Iglesia, negando entonces la bienaventurada esperanza, porque ¿qué bienaventurada esperanza es esta (Tito 2:13) si resulta que a todos nos habrán de cortar la cabeza, (Apocalipsis 13:15), y ¿cómo vamos a recibir al Señor en el aire sin cabeza (1 Tesalonicenses 4:17)? Y ¿por qué nos habríamos de alentar los unos a los otros con las palabras de Pablo de 1 Tesalonicenses 4:13-17, si ese va a ser nuestro final aquí en la tierra frente a la Bestia?, por cierto, ¿cual sería el beneficio de ese Arrebatamiento después de la Gran Tribulación cuando el Señor aparezca en gloria?, a todos ellos, y a todos los que creen como yo que el Arrebatamiento (harpazo en griego) precede a la Tribulación, les queremos dar una buena noticia. Resulta que sí existe enseñanza pre-tribulacionista anterior al siglo XIX.

John Bray, retó en su libro The Origin of the Pre-Tribulation Rapture Teaching (1980) a todos los que enseñamos el Arrebatamiento antes de la Tribulación, que daría 500 dólares, cito textualmente: “a quien encuentre cualquier declaración, sermón o artículo en un comentario, o cualquier cosa, donde se establezca que antes de 1812 se enseñó la venida de Cristo en dos fases separadas por un período establecido de tiempo, tal y como lo enseñan los que hablan del Rapto antes de la Tribulación”.

John Bray, tuvo que pagar esos 500 dólares, porque se le presentó evidencia de que en el año 1788, un hombre de Dios, escribió acerca del Arrebatamiento pre-tribulacionista. Bray, admitió con humildad su error, y retiró a partir de ese momento su oferta.

Morgan Edwards (1722-1795)

Morgan Edwards nació el 9 de mayo de 1722 en Trevethin, Gales. Después de recibir su educación en el Bristol Collage, empezó a predicar en el año 1738. Pastoreó pequeñas congregaciones bautistas en Inglaterra durante siete años, antes de mudarse a Cork, Irlanda, donde fue pastor por nueve años. Luego emigró a América, y en mayo de 1761, fue pastor de la iglesia Bautista de Filadelfia.

Morgan Edwards escribió en su libro Millenium, Last Days, una argumentación acerca del regreso de Cristo para buscar a su Iglesia, antes de la Tribulación. El dijo lo siguiente en su libro, recordemos, escrito en 1788: "Los santos muertos serán levantados, y los santos vivos serán transformados en el momento en que Cristo aparezca en el aire (1 Tesalonicenses 4:17); y esto acontecerá como tres años y medio antes del Milenio, como veremos a continuación: pero ¿Estarán Él y ellos todo el tiempo en el aire? No: Ellos ascenderán al paraíso, o a alguna de las muchas moradas de la casa del Padre, y así desaparecerán durante el consabido periodo de tiempo. La razón de esa retirada y la desaparición será para juzgar a los resucitados y transformados santos…"

Aunque su posicionamiento es más bien, lo que llamaríamos actualmente “mid-tribulacionista”, está claro que para Morgan Edwards (1788), el Arrebatamiento es antes de la Gran Tribulación. En cuanto a la razón que expone Edwards de llevar el Señor a los suyos fuera de este mundo, es para ser juzgados en el tribunal de Cristo (Romanos 14:10; 2 Corintios 5:10).

Hubo un inmediato predecesor de Morgan Edwards. Este fue John Gill.

John Gill (1697-1771)

El famoso teólogo bautista del siglo XVIII, John Gill, publicó su comentario del Nuevo Testamento el año 1748, cuarenta años antes del escrito de Morgan Edwards. En su comentario sobre el pasaje de 1 Tesalonicenses 4:15-17, al inicio del mismo, se expresa así: "El apóstol (Pablo) tiene algo nuevo y extraordinario que enseñar, concerniente a la venida de Cristo, la primera resurrección o la resurrección de los santos, la transformación de los santos vivos, y el arrebatamiento de ambos, los resucitados y los vivos en las nubes, para encontrarse con Cristo en el aire…aquí Cristo se detendrá y será visible a todos…mas sin embargo no descenderá a la tierra porque no está lista para recibirle...". John Gill, creía en un Arrebatamiento anterior a la venida en gloria de Cristo junto con sus santos, como hemos visto.

Joseph Mede (1586-1638)

Hubo otros autores, incluso anteriores a estos mencionados que creían en el Arrebatamiento, compuesto por los resucitados y los vivos en Cristo. Joseph Mede escribió: "…la resurrección de aquellos que durmieron en Cristo, y el rapto de aquellos que queden vivos junto con ellos en los aires…". Nótese que estamos hablando del siglo XVI, y sólo a pocos años del inicio de la Reforma; 250 años antes de las enseñanzas al respecto de Darby.

De la Reforma hacia atrás

Sólo a partir de la Reforma (siglo XVI), la Biblia pudo ser leída por las gentes (las que sabían leer, que no eran muchas), especialmente en la Europa protestante. Pero antes de la Reforma, la oscuridad espiritual fue la norma a lo largo de toda la Edad Media, originada y promovida por la Roma de los papas, enemiga de la Palabra de Dios. Como dice Tim La Haye:
"…encerraron de manera eficiente la Biblia en museos y monasterios durante los mil cien años de la Edad Oscura…"

En realidad, dicha Edad Oscura empezó en el momento en que el obispo de Roma se proclamó a sí mismo Sumo Pontífice y Vicario de Cristo, y empezó de veras la andadura de la Iglesia Católico Romana como tal (s. VII).

Por lo tanto, ¿deberíamos esperar obtener algún documento anterior a la edad de la tiranía papal que nos diera algún atisbo sobre el Arrebatamiento del remanente de Cristo? Pues ciertamente, así es.

Efraín el Sirio (306-373 d. C.)

Efraín de Nisbis, conocido también como Efraín el Sirio fue uno de los principales teólogos de la primitiva Iglesia Oriental Bizantina. Nació en la antigua provincia romana de Siria, cerca de la actual Edesa, Turquía. Fue un prolífico escritor, y entre otras cosas, escribió lo siguiente: "Porque todos los santos y elegidos de Dios están reunidos antes de la Tribulación que ha de venir, y son llevados al Señor antes que vean la confusión que llenará al mundo…". Esta porción es parte de todo un texto que no había sido dado a conocer anteriormente, y permanecía sin traducir. Fue recién traducido por el profesor Cameron Rhoades del Seminario Teológico de Tyndale, por petición del célebre conferenciante y prolífico autor Grant R. Jeffrey. Por tanto, es una revelación novedosa que nos demuestra que ya al poco del inicio de la Iglesia, la enseñanza del Arrebatamiento anterior a la Tribulación era un hecho.

Victorino obispo de Pettan (270-304 d.C.)

Años antes de Efraín el Sirio, en el siglo III, Victorino, obispo de Pettan, escribió un comentario sobre Apocalipsis 11. En ese comentario, ese hombre de Dios que murió como mártir por su fe en Cristo en el año 304 d. C. bajo el emperador romano Diocleciano, vio un período de tres años y medio en el que los dos Testigos ministrarían, seguido de un período similar con el reinado de la Bestia Anticristo, sumando entonces un total de siete años. Comentando acerca de las plagas de ese tiempo que todavía está por llegar a este mundo, dijo: "Esto sucederá en los últimos tiempos, cuando la Iglesia haya sido quitada de en medio". Escribe de esta manera, y al respecto Tim La Haye: "Sin discusión, el obispo Victorino de Pettan, brillante maestro de la Biblia que vivió en el siglo tercero, vio que la iglesia partiría antes de las plagas que vendrían durante el tiempo de la ira de Dios, que según su comentario sobre Apocalipsis 11 durarían siete años. Su manera de describir el rapto fue: '(Ellos) habrán salido de en medio'".

La Biblia lo dice

No ha estado mal dar un repaso a todos estos datos sobre el Arrebatamiento de autores extrabíblicos, pero la palabra profética más segura, es la que nos concede la Biblia, la cual, si somos diligentes en estudiar, sin adoctrinamiento preelaborado, nos enseña que Cristo viene pronto, en cualquier momento, a llevarse a Su Amada a las Bodas (estúdiese, entre otros; 1 Tesalonicenses 4:15-18; 1 Corintios 15:51-54; 2 Corintios 5:2-4; Lucas 21:36; 1 Tesalonicenses 1:10; 2 Tesalonicenses 2:6, 7; Mateo 24:42; Apocalipsis 22:20; Apocalipsis 19:7, 8; Tito 2:13; Apocalipsis 3:10; 4:1).


"Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas" (Filipenses 3: 20, 21).

Amén, sí, ven, Señor Jesús.¡

Maranatha!

VIDEO:

Haga clic en el siguiente enlace web para ver un breve video que de seguro le impactará y hara reflexionar:



* El pastor Miguel Rosell Carrillo dirige la Iglesia "Centro Rey" en Madrid, España, es un estudioso de las Sagradas Escrituras destacándose últimamente por sus artículos de Defensa de la Fe frente a la Apostasía en la Iglesia Cristiana Evangélica.

Sitio Web de la Iglesia "Centro Rey Jesucristo" (Pr. Miguel Rosell):

http://www.centrorey.org

3 de diciembre de 2008

Avivamiento Mundial o Apostasía (2da. Parte)



Por: Dr. Antonio Bolainez*

Los famosos nuevos apóstoles y sus corrientes proféticas, sostienen que ellos no pierden el tiempo en hablar de la segunda venida del Señor, porque esto no sucederá hasta que el mundo haya sido cristianizado. Y para que esto acontezca, según ellos, tiene que suceder un gran avivamiento mundial, en el cual la iglesia estará instalando el Reino de Cristo y entonces sucederá la venida del Señor; aunque ellos mismos no se ponen de acuerdo.

Por ejemplo, hay algunos de estos falsos apóstoles que enseñan que Jesús ya no tiene que venir, porque El ya vino en el día de Pentecostés y permanece en forma espiritual aquí. Ahora le toca a la iglesia instalar el reino y entonces vendrá corporalmente a recibir ese reino que ya la iglesia habrá conquistado; ellos utilizan el pasaje de Hechos 3:20-21
"Y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo".

Al analizar este pasaje, nos damos cuenta que estos apóstoles de la prosperidad, tienen serios problemas con la gramática del español, ya que en el pasaje gramaticalmente en ningún momento da a entender que la iglesia debe de instalar el reino primero. Eso significa que la iglesia restauraría todo el planeta tierra con todos su males en la actualidad, como el efecto invernadero y la criminal deforestación, que hace posible que treinta mil hectáreas de terreno por año se conviertan en desierto. En estos momentos y en los posteriores años, tendremos grandes catástrofes en el planeta. Mi pregunta es ¿como pretenden estos apóstoles solucionar estos problemas? Para comenzar estos tipos ni ven noticias, por lo tanto no creo que se den cuenta de lo que esta pasando.

El pasaje de Hechos 3:20-21, para entenderlo, hay que analizar a los grandes profetas del Antiguo Testamento así como las profecías del Nuevo Testamento. Ellos anuncian que una vez cumplidas todas las profecías de la Biblia en lo concerniente al fin del mundo, que terminarán con la guerra de Armagedon en el valle del Megido, en Israel, entonces bajará el Señor en poder y gran gloria, y restaurará el reino prometido a Israel. Para entender sobre la restauración es muy importante que analicen todas las profecías sobre el Milenio en los profetas Isaías, Ezequiel, Daniel y Zacarías.

¿Realmente fue a la iglesia a la que se le encomendó la instalación del reino?

"Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad" (Hechos 1:6-7). Con este pasaje dejamos claros que estos apóstoles de la prosperidad están profundamente equivocados, lo que prueba que ellos tergiversan la Santa Palabra.

De igual manera tergiversan Hechos 3:19-21, y Mateo 24:14. Donde el Señor dice que el evangelio será anunciado en todas las naciones y entonces vendrá el fin del mundo. Este pasaje se ha cumplido a la perfección. Por favor no me vengan a decir que en Turquía, China, los países árabes, Medio Oriente y África, el evangelio todavía no ha sido predicado, no olviden que los mismos apóstoles fundaron iglesias en estos lugares y la misma iglesia primitiva invadió todos estos continentes en los primeros doscientos años de Cristianismo. El ultimo continente donde llego el evangelio fue América, ahora mencióneme a que país de América todavía no ha llegado el evangelio.

La palabra predicar significa anunciar, esto no significa que todo el mundo será cristianizado antes que Jesús vuelva, si eso fuera cierto, entonces el Apocalipsis es una farsa, porque allí habla que antes de la segunda venida del Señor el mundo estará en un periodo de gran malignidad y gobernado por un Gobierno de Orden Mundial presidido por dos bestias, quienes harán que la mayor parte de la humanidad rechace al Señor, para esto estudie Apocalipsis específicamente los capítulos 6, 9, 13, 14, 16, 17 y 18. Y que no digan que esto ya se cumplió, porque es hasta ahora en este tiempo que se esta hablando de un gobierno de orden mundial y de una identificación electrónica. El problema es que no olviden que los apóstoles de la prosperidad no ven noticias ni leen la Biblia, ellos solo leen las historietas que escriben sus iluminados dalai lamas.

ECUMENISMO LA UNION DE TODAS LAS RAMERAS

En los últimos cinco años, se han cumplido impresionantes señales que han hecho historia, señales que demuestran la eminente venida del Señor, sin embargo ha habido un rotundo silencio dentro de la propia iglesia; que en lugar de anunciar que se aproxima la promesa del retorno del Señor, parece haber entrado a un profundo silencio; por favor analice la parábola de Mateo 25:1-13. Pero si hemos escuchado con más fuerza en estos cinco años la palabra ecumenismo. Múltiples predicadores disfrazados de profetas y apóstoles, hablan constantemente de: “Nuestros hermanos católicos, su santidad el papa”. Ecumenismo que da a entender que todas las religiones llevan a Dios. Una de las reglas del Ecumenismo es no hablar mensaje que ofenda a la otra religión. Por ejemplo: Notamos que la palabra Jesús casi no se menciona en su lugar solo la palabra Dios. En estos cinco años, muchísimos cantantes no mencionan el nombre de Jesús en sus cantos.

Estos cantantes y predicadores preparan el camino en forma acelerada al Gobierno de Orden Mundial y la unificación de la Gran Ramera del Apocalipsis 17. El evangelista Benny Hinn presenta varias entrevistas en el Vaticano en su reciente visita con motivo de la muerte de Juan Pablo II, en ellas muestra una enorme simpatía por la Iglesia Católica donde da a entender que él todavía no ha salido del Catolicismo, al contrario mientras habla con altos funcionarios del Vaticano comenta que él esta de acuerdo que solo existe una sola iglesia y en la forma que lo dirige ya sabemos a lo que se refiere. Por ejemplo El dice que la Iglesia Católica enseña el nuevo nacimiento en la enseñanza del catecismo. Esto es una gran mentira, el Vaticano jamás enseña sobre el nuevo nacimiento y mucho menos la Biblia. Benny Hinn, dice que el Espíritu Santo es el que dirige a los cardenales y que en la misa de cuerpo presente de Juan Pablo II, se sentía la presencia del Espíritu Santo. Será que este predicador no ha leído en la Biblia lo que dice en relación a la idolatría, en donde no hay ninguna relación entre Dios y la idolatría. Por favor lea 1ª de Corintios 10:14-22, y Éxodo 20:1-5.

Juan Pablo II, fue el máximo idólatra de todos los tiempos, mientras que la Iglesia Católica esta ebria de la sangre de los mártires de Jesús, Apocalipsis 17:6. En las entrevistas Benny Hinn dice que sigue amando a la Iglesia Católica, dando a entender que él no ha salido de ella todavía; eso queda probado por los grandes elogios. Con esto contradice a la Palabra del Señor en relación a la Gran Ramera. "Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas" (Apocalipsis 18:4).

No dudo que el Señor unirá su iglesia, hecho que sucederá con toda seguridad en el Arrebatamiento y será el Espíritu Santo quien liderara este evento y en ningún momento por medio de estos falsos profetas, que adormecen a la iglesia del Señor, para que no estén alerta esperando la venida del Señor. La Biblia no habla de Avivamiento Mundial antes del Rapto, pero si de Apostasía, y creo que el Ecumenismo liderado por el Catolicismo es la consumación de esa Apostasía que dará lugar al Falso Profeta. No olvide que esas fueron las primeras palabras de Ratzinger hoy Benedicto XVI, él dijo que impulsara con toda su fuerza el Ecumenismo.

Como dije en la primera parte de este articulo, no me opongo a un Avivamiento, pero no es correcto decir que mientras no venga ese Avivamiento Cristo Jesús no puede venir por su Iglesia. Pero si es correcto decir que todo este periodo de Apostasía, es una clara evidencia que el Arrebatamiento esta por suceder de un momento a otro. Esperemos la venida del Señor con todo nuestro corazón y hablemos a nuestros seres queridos que hoy es el momento para venir con toda su familia a la iglesia y esperar ese lindo acontecimiento anunciado por los grandes profetas de la Biblia.
"El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús" (Apocalipsis 22:20).

Shalom

Dr. Antonio Bolainez

* El doctor Antonio Bolainez es un reconocido escatólogo (estudioso de las profecías del final de los tiempos), dirige el Ministerio Evangélico Cristiano Internacional "Bolainez Ministries Inc." y radica en Texas, USA. Dios ha permitido a este Ministerio viajar por el mundo, compartiendo las Sagradas Escrituras, las buenas nuevas de nuestro Señor Jesucristo y las advertencias proféticas de los últimos días.

Sitio Web del Dr. Antonio Bolainez:

http://www.bolainez.org

Foto: Predicadores del Movimiento Carismático, entre los que se destacan el famoso evangelista Benny Hinn, junto a Paul Crouch, dueño de la Cadena Mundial de TV Cristiana Trinity Broadcasting Network (TBN), con sus filiales como Enlace TV para Hispanoamérica.
.

2 de diciembre de 2008

Avivamiento Mundial o Apostasía (1ra. Parte)



Por: Dr. Antonio Bolainez*

La Biblia dice: "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios" (1ª de Timoteo 4:1).

Desde que me convertí al Señor Jesús, hace 27 años, comencé a escuchar a muchos siervos del Señor en ese entonces, que la venida del Señor estaría presidida por un avivamiento mundial. Y esta es la bandera de los famosos iluminados o llamados profetas o apóstoles. Ellos se mofan de quienes predican que Jesús viene pronto, porque esto no ocurrirá según ellos hasta que el mundo no hay sido cristianizado.

AVIVAMIENTO

¿En verdad sucederá un avivamiento mundial antes que Jesús recoja su iglesia? ¿Tiene esta declaración base bíblica? Les invito a que analicemos estas dos preguntas y entonces tendremos una repuesta. Para tener una mejor comprensión es necesario que hagamos un ligero análisis del mensaje del Señor Jesús a las siete iglesias en los capítulos 2 y 3 del Apocalipsis. En mi libro “Israel al Filo de la Profecía” doy un análisis de cada una de las siete iglesias a las que el Señor Jesús les mando una carta. En cada uno de estos mensajes encontramos un mensaje profético sobre la iglesia en estos dos mil años de evangelización; por ejemplo: En el mensaje del Señor a la iglesia de Filadelfia, encontramos la siguiente promesa: "Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre" (Apocalipsis 3:8).

FILADELFIA, LA IGLESIA PENTECOSTAL

Nadie puede negar que este mensaje pertenece a la iglesia del siglo XX, siglo en que no solo fueron impactadas las iglesias tradicionales, también surgió el Movimiento Pentecostal, que encendió la llama del avivamiento mundial. En menos de cien años, las iglesias lideradas desde Estados Unidos, llevaron acabo las mas atrevidas obras misioneras en todo el mundo incluyendo el nuevo mundo que es América, último lugar donde llegó el evangelio, pues no me vengan a decir que a Asia, la Siberia y África el evangelio todavía no ha llegado, afirmar tal cosa es una muestra de profunda ignorancia de la historia. Latinoamérica fue impactada en el siglo XX, como nunca en la proclamación del evangelio. En ese siglo sucedieron milagros extraordinarios por medio de grandes evangelistas como el evangelista Yiye Ávila de Puerto Rico y múltiples siervos norteamericanos tanto de Canadá como Estados Unidos, de igual manera surgieron grandes siervos en Europa, África y Asia.

El avivamiento del Siglo XX, fue genuino, los siervos eran hombres humildes y de profunda oración, no despojaron a las iglesias o comunidades donde fueron, al contrario ellos entregaron todo al servicio del Señor. Todo lo contrario de los falsos apóstoles y profetas de hoy en día, que estafan a las personas de sus iglesias y comunidades, alegando que ellos merecen recibir todos los bienes, que van desde carros lujosos hasta lo inimaginable. La iglesia del pasado ardía en fuego, desde los niños hasta los ancianos, se sabían la Biblia sin saber leer. Eran apasionados por la venida del Señor; una clara evidencia que eran la novia del Señor. Muchos creíamos que esta seria la iglesia del arrebatamiento y por eso muchos llegamos a declarar que la iglesia de Filadelfia era la iglesia del Rapto.

APOSTASIA NO AVIVAMIENTO

En febrero del 2003, visite las siete ciudades donde estuvieron las siete iglesias del Apocalipsis hoy en día pertenecientes a Turquía, en Asia menor. Una de las mañanas visite el lugar donde estuvo la iglesia de Laodicea. Después de haber permanecido un buen rato meditando sobre las ruinas de esa ciudad y sobre el fuerte mensaje del Señor sobre esta iglesia; me di cuenta que esta es la iglesia de la apostasía. "Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas" (Apocalipsis 3:15-18). La iglesia del Señor no aparece en el cielo después del mensaje a la iglesia de Filadelfia, es decir la iglesia del siglo XX, sino que la iglesia aparece en el cielo después de la iglesia de Laodicea. Esto es lo que me llevo a darme cuenta el porque el apóstol Pablo en 2ª de Tesalonicenses 2:1-3 habla que no vendrá el Señor sin que antes venga la apostasía.

No podemos negar los grandes avivamientos del recién pasado siglo, pero decir que en estos momentos estamos en la víspera de un gran avivamiento, es actuar como un ingenuo, porque lo que estamos viendo en los primeros cinco años de este siglo XXI, es un pésimo testimonio de los grandes ministros de cuello blanco, liderados por la corriente de los apostolados, lo que se muestra en la televisión ya no es un evangelio puro, es todo lo contrario los grandes tele evangelistas compiten en quien es el mejor y mas famoso, en quien es el que cuenta el mejor mito o leyenda personal, en sus mensajes la Biblia esta fuera, en sus mensajes la gloria para Cristo no existe, sólo existe sus grandes logros, el nuevo súper templo, el nuevo avión, las miles de personas que los fueron a escuchar en sus shows. Cree usted realmente que Dios esta preparando un gran avivamiento con este tipo de "apóstoles o profetas", orgullosos y soberbios.

Hoy en día tenemos ministros llenando todas las características de 2ª de Timoteo 3:1-5. Al analizar este pasaje nos damos cuenta que lo que Pablo dice aquí a Timoteo, no es a los hombres del mundo, pues la gente mundana siempre han tenido todas esas características, así que aquí esta hablando de los falsos ministros, los falsos apóstoles y falsos profetas, personajes vestidos con piel de ovejas pero que son lobos. Tendrán toda la imagen de un hombre benévolo mientras están en los pulpitos, pero fuera de ellos son malvados, estos son los que hablan de una gran unidad de todas las religiones para una sola Iglesia Mundial.

No me opongo a un avivamiento y creo que el Señor seguirá derramando su poder sobre su iglesia hasta que venga el arrebatamiento. Una de las grandes tragedias en relación al avivamiento, es que nuestras iglesias consideran avivamiento si hay milagros, pero lo que yo considero avivamiento es cuando las almas se convierten al Señor. Pero lo que vemos con estos falsos ministros, es que ellos crecen a costa de miembros robados a otros rebaños. No dudo que el Señor tiene una gran bendición para nuestra comunidad hispana sobre todo ahora que la Iglesia Católica se va a fanatizar más y trataran de hacer más persecución social al pueblo de Dios en México y el resto de América Latina, pero también es preocupante los numeroso falsos profetas y falsos apóstoles levantándose en nuestra América. Insisto no estoy en contra que tengamos algunos focos de avivamientos en ciertos sectores, pero esto no nos da derecho a declarar que la señal del rapto es el avivamiento mundial, es todo lo contrario es la apostasía, basta con analizar de nuevo el pasaje del mensaje a la iglesia de Laodicea, y nos daremos cuenta que estos son los mismísimos síntomas de soberbia hoy en día en nuestra iglesia.

Dado que este tema es bastante amplio, no podré sacarlo en un solo articulo, por lo que lo tendremos que sacar en dos partes, esta es la primera, en la segunda quiero adelantarle que tendremos todo lo relacionado al Ecumenismo y mencionaremos a personajes como Benny Hinn, donde vamos a dejar al descubierto de que parte están todos estos grandes tele evangelistas.

Shalom

Dr. Antonio Bolainez

* El doctor Antonio Bolainez es un reconocido escatólogo (estudioso de las profecías del final de los tiempos), dirige el Ministerio Evangélico Cristiano Internacional "Bolainez Ministries Inc." y radica en Texas, USA. Dios ha permitido a este Ministerio viajar por el mundo, compartiendo las Sagradas Escrituras, las buenas nuevas de nuestro Señor Jesucristo y las advertencias proféticas de los últimos días.

Sitio Web del Dr. Antonio Bolainez:

http://www.bolainez.org/

15 de noviembre de 2008

Las 95 tesis de Martín Lutero



Por: R. P. Martín Lutero

Por amor a la verdad y en el afán de sacarla a luz, se discutirán en Wittenberg las siguientes proposiciones bajo la presidencia del R. P. Martín Lutero, Maestro en Artes y en Sagrada Escritura y Profesor Ordinario de esta última disciplina en esa localidad. Por tal razón, ruega que los que no puedan estar presentes y debatir oralmente con nosotros, lo hagan, aunque ausentes, por escrito. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

1. Cuando nuestro Señor y Maestro Jesucristo dijo: "Haced penitencia...", ha querido que toda la vida de los creyentes fuera penitencia.

2. Este término no puede entenderse en el sentido de la penitencia sacramental (es decir, de aquella relacionada con la confesión y satisfacción) que se celebra por el ministerio de los sacerdotes.

3. Sin embargo, el vocablo no apunta solamente a una penitencia interior; antes bien, una penitencia interna es nula si no obra exteriormente diversas mortificaciones de la carne.

4. En consecuencia, subsiste la pena mientras perdura el odio al propio yo (es decir, la verdadera penitencia interior), lo que significa que ella continúa hasta la entrada en el reino de los cielos.

5. El Papa no quiere ni puede remitir culpa alguna, salvo aquella que él ha impuesto, sea por su arbitrio, sea por conformidad a los cánones.

6. El Papa no puede remitir culpa alguna, sino declarando y testimoniando que ha sido remitida por Dios, o remitiéndola con certeza en los casos que se ha reservado. Si éstos fuesen menospreciados, la culpa subsistirá íntegramente.

7. De ningún modo Dios remite la culpa a nadie, sin que al mismo tiempo lo humille y lo someta en todas las cosas al sacerdote, su vicario.

8. Los cánones penitenciales han sido impuestos únicamente a los vivientes y nada debe ser impuesto a los moribundos basándose en los cánones.

9. Por ello, el Espíritu Santo nos beneficia en la persona del Papa, quien en sus decretos siempre hace una excepción en caso de muerte y de necesidad.

10. Mal y torpemente proceden los sacerdotes que reservan a los moribundos penas canónicas en el purgatorio.

11. Esta cizaña, cual la de transformar la pena canónica en pena para el purgatorio, parece por cierto haber sido sembrada mientras los obispos dormían.

12. Antiguamente las penas canónicas no se imponían después sino antes de la absolución, como prueba de la verdadera contrición.

13. Los moribundos son absueltos de todas sus culpas a causa de la muerte y ya son muertos para las leyes canónicas, quedando de derecho exentos de ellas.

14. Una pureza o caridad imperfectas traen consigo para el moribundo, necesariamente, gran miedo; el cual es tanto mayor cuanto menor sean aquéllas.

15. Este temor y horror son suficientes por sí solos (por no hablar de otras cosas) para constituir la pena del purgatorio, puesto que están muy cerca del horror de la desesperación.

16. Al parecer, el infierno, el purgatorio y el cielo difieren entre sí como la desesperación, la cuasi desesperación y al seguridad de la salvación.

17. Parece necesario para las almas del purgatorio que a medida que disminuya el horror, aumente la caridad.

18. Y no parece probado, sea por la razón o por las Escrituras, que estas almas estén excluidas del estado de mérito o del crecimiento en la caridad.

19. Y tampoco parece probado que las almas en el purgatorio, al menos en su totalidad, tengan plena certeza de su bienaventuranza ni aún en el caso de que nosotros podamos estar completamente seguros de ello.

20. Por tanto, cuando el Papa habla de remisión plenaria de todas las penas, significa simplemente el perdón de todas ellas, sino solamente el de aquellas que él mismo impuso.

21. En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa.

22. De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida.

23. Si a alguien se le puede conceder en todo sentido una remisión de todas las penas, es seguro que ello solamente puede otorgarse a los más perfectos, es decir, muy pocos.

24. Por esta razón, la mayor parte de la gente es necesariamente engañada por esa indiscriminada y jactanciosa promesa de la liberación de las penas.

25. El poder que el Papa tiene universalmente sobre el purgatorio, cualquier obispo o cura lo posee en particular sobre su diócesis o parroquia.

26. Muy bien procede el Papa al dar la remisión a las almas del purgatorio, no en virtud del poder de las llaves (que no posee), sino por vía de la intercesión.

27. Mera doctrina humana predican aquellos que aseveran que tan pronto suena la moneda que se echa en la caja, el alma sale volando.

28. Cierto es que, cuando al tintinear, la moneda cae en la caja, el lucro y la avaricia pueden ir en aumento, más la intercesión de la Iglesia depende sólo de la voluntad de Dios.

29. ¿Quién sabe, acaso, si todas las almas del purgatorio desean ser redimidas? Hay que recordar lo que, según la leyenda, aconteció con San Severino y San Pascual.

30. Nadie está seguro de la sinceridad de su propia contrición y mucho menos de que haya obtenido la remisión plenaria.

31. Cuán raro es el hombre verdaderamente penitente, tan raro como el que en verdad adquiere indulgencias; es decir, que el tal es rarísimo.

32. Serán eternamente condenados junto con sus maestros, aquellos que crean estar seguros de su salvación mediante una carta de indulgencias.

33. Hemos de cuidarnos mucho de aquellos que afirman que las indulgencias del Papa son el inestimable don divino por el cual el hombre es reconciliado con Dios.

34. Pues aquellas gracias de perdón sólo se refieren a las penas de la satisfacción sacramental, las cuales han sido establecidas por los hombres.

35. Predican una doctrina anticristiana aquellos que enseñan que no es necesaria la contrición para los que rescatan almas o confessionalia.

36. Cualquier cristiano verdaderamente arrepentido tiene derecho a la remisión plenaria de pena y culpa, aun sin carta de indulgencias.

37. Cualquier cristiano verdadero, sea que esté vivo o muerto, tiene participación en todos lo bienes de Cristo y de la Iglesia; esta participación le ha sido concedida por Dios, aun sin cartas de indulgencias.

38. No obstante, la remisión y la participación otorgadas por el Papa no han de menospreciarse en manera alguna, porque, como ya he dicho, constituyen un anuncio de la remisión divina.

39. Es dificilísimo hasta para los teólogos más brillantes, ensalzar al mismo tiempo, ante el pueblo. La prodigalidad de las indulgencias y la verdad de la contrición.

40. La verdadera contrición busca y ama las penas, pero la profusión de las indulgencias relaja y hace que las penas sean odiadas; por lo menos, da ocasión para ello.

41. Las indulgencias apostólicas deben predicarse con cautela para que el pueblo no crea equivocadamente que deban ser preferidas a las demás buenas obras de caridad.

42. Debe enseñarse a los cristianos que no es la intención del Papa, en manera alguna, que la compra de indulgencias se compare con las obras de misericordia.

43. Hay que instruir a los cristianos que aquel que socorre al pobre o ayuda al indigente, realiza una obra mayor que si comprase indulgencias.

44. Porque la caridad crece por la obra de caridad y el hombre llega a ser mejor; en cambio, no lo es por las indulgencias, sino a lo mas, liberado de la pena.

45. Debe enseñarse a los cristianos que el que ve a un indigente y, sin prestarle atención, da su dinero para comprar indulgencias, lo que obtiene en verdad no son las indulgencias papales, sino la indignación de Dios.

46. Debe enseñarse a los cristianos que, si no son colmados de bienes superfluos, están obligados a retener lo necesario para su casa y de ningún modo derrocharlo en indulgencias.

47. Debe enseñarse a los cristianos que la compra de indulgencias queda librada a la propia voluntad y no constituye obligación.

48. Se debe enseñar a los cristianos que, al otorgar indulgencias, el Papa tanto más necesita cuanto desea una oración ferviente por su persona, antes que dinero en efectivo.

49. Hay que enseñar a los cristianos que las indulgencias papales son útiles si en ellas no ponen su confianza, pero muy nocivas si, a causa de ellas, pierden el temor de Dios.

50. Debe enseñarse a los cristianos que si el Papa conociera las exacciones de los predicadores de indulgencias, preferiría que la basílica de San Pedro se redujese a cenizas antes que construirla con la piel, la carne y los huesos de sus ovejas.

51. Debe enseñarse a los cristianos que el Papa estaría dispuesto, como es su deber, a dar de su peculio a muchísimos de aquellos a los cuales los pregoneros de indulgencias sonsacaron el dinero aun cuando para ello tuviera que vender la basílica de San Pedro, si fuera menester.

52. Vana es la confianza en la salvación por medio de una carta de indulgencias, aunque el comisario y hasta el mismo Papa pusieran su misma alma como prenda.

53. Son enemigos de Cristo y del Papa los que, para predicar indulgencias, ordenan suspender por completo la predicación de la palabra de Dios en otras iglesias.

54. Oféndese a la palabra de Dios, cuando en un mismo sermón se dedica tanto o más tiempo a las indulgencias que a ella.

55. Ha de ser la intención del Papa que si las indulgencias (que muy poco significan) se celebran con una campana, una procesión y una ceremonia, el evangelio (que es lo más importante) deba predicarse con cien campanas, cien procesiones y cien ceremonias.

56. Los tesoros de la iglesia, de donde el Papa distribuye las indulgencias, no son ni suficientemente mencionados ni conocidos entre el pueblo de Dios.

57. Que en todo caso no son temporales resulta evidente por el hecho de que muchos de los pregoneros no los derrochan, sino más bien los atesoran.

58. Tampoco son los méritos de Cristo y de los santos, porque éstos siempre obran, sin la intervención del Papa, la gracia del hombre interior y la cruz, la muerte y el infierno del hombre exterior.

59. San Lorenzo dijo que los tesoros de la iglesia eran los pobres, mas hablaba usando el término en el sentido de su época.

60. No hablamos exageradamente si afirmamos que las llaves de la iglesia (donadas por el mérito de Cristo) constituyen ese tesoro.

61. Esta claro, pues, que para la remisión de las penas y de los casos reservados, basta con la sola potestad del Papa.

62. El verdadero tesoro de la iglesia es el sacrosanto evangelio de la gloria y de la gracia de Dios.

63. Empero este tesoro es, con razón, muy odiado, puesto que hace que los primeros sean postreros.

64. En cambio, el tesoro de las indulgencias, con razón, es sumamente grato, porque hace que los postreros sean primeros.

65. Por ello, los tesoros del evangelio son redes con las cuales en otros tiempos se pescaban a hombres poseedores de bienes.

66. Los tesoros de las indulgencias son redes con las cuales ahora se pescan las riquezas de los hombres.

67. Respecto a las indulgencias que los predicadores pregonan con gracias máximas, se entiende que efectivamente lo son en cuanto proporcionan ganancias.

68. No obstante, son las gracias más pequeñas en comparación con la gracia de Dios y la piedad de la cruz.

69. Los obispos y curas están obligados a admitir con toda reverencia a los comisarios de las indulgencias apostólicas.

70. Pero tienen el deber aún más de vigilar con todos sus ojos y escuchar con todos sus oídos, para que esos hombres no prediquen sus propios ensueños en lugar de lo que el Papa les ha encomendado.

71. Quién habla contra la verdad de las indulgencias apostólicas, sea anatema y maldito.

72. Mas quien se preocupa por los excesos y demasías verbales de los predicadores de indulgencias, sea bendito.

73. Así como el Papa justamente fulmina excomunión contra los que maquinan algo, con cualquier artimaña de venta en perjuicio de las indulgencias.

74. Tanto más trata de condenar a los que bajo el pretexto de las indulgencias, intrigan en perjuicio de la caridad y la verdad.

75. Es un disparate pensar que las indulgencias del Papa sean tan eficaces como para que puedan absolver, para hablar de algo imposible, a un hombre que haya violado a la madre de Dios.

76. Decimos por el contrario, que las indulgencias papales no pueden borrar el más leve de los pecados veniales, en concierne a la culpa.

77. Afirmar que si San Pedro fuese Papa hoy, no podría conceder mayores gracias, constituye una blasfemia contra San Pedro y el Papa.

78. Sostenemos, por el contrario, que el actual Papa, como cualquier otro, dispone de mayores gracias, saber: el evangelio, las virtudes espirituales, los dones de sanidad, etc., como se dice en 1ª de Corintios 12.

79. Es blasfemia aseverar que la cruz con las armas papales llamativamente erecta, equivale a la cruz de Cristo.

80. Tendrán que rendir cuenta los obispos, curas y teólogos, al permitir que charlas tales se propongan al pueblo.

81. Esta arbitraria predicación de indulgencias hace que ni siquiera, aun para personas cultas, resulte fácil salvar el respeto que se debe al Papa, frente a las calumnias o preguntas indudablemente sutiles de los laicos.

82. Por ejemplo: ¿Por qué el Papa no vacía el purgatorio a causa de la santísima caridad y la muy apremiante necesidad de las almas, lo cual sería la más justa de todas las razones si él redime un número infinito de almas a causa del muy miserable dinero para la construcción de la basílica, lo cual es un motivo completamente insignificante?

83. Del mismo modo: ¿Por qué subsisten las misas y aniversarios por los difuntos y por qué el Papa no devuelve o permite retirar las fundaciones instituidas en beneficio de ellos, puesto que ya no es justo orar por los redimidos?

84. Del mismo modo: ¿Qué es esta nueva piedad de Dios y del Papa, según la cual conceden al impío y enemigo de Dios, por medio del dinero, redimir un alma pía y amiga de Dios, y por que no la redimen más bien, a causa de la necesidad, por gratuita caridad hacia esa misma alma pía y amada?

85. Del mismo modo: ¿Por qué los cánones penitenciales que de hecho y por el desuso desde hace tiempo están abrogados y muertos como tales, se satisfacen no obstante hasta hoy por la concesión de indulgencias, como si estuviesen en plena vigencia?

86. Del mismo modo: ¿Por qué el Papa, cuya fortuna es hoy más abundante que la de los más opulentos ricos, no construye tan sólo una basílica de San Pedro de su propio dinero, en lugar de hacerlo con el de los pobres creyentes?

87. Del mismo modo: ¿Qué es lo que remite el Papa y qué participación concede a los que por una perfecta contrición tienen ya derecho a una remisión y participación plenarias?

88. Del mismo modo: ¿Que bien mayor podría hacerse a la iglesia si el Papa, como lo hace ahora una vez, concediese estas remisiones y participaciones cien veces por día a cualquiera de los creyentes?

89. Dado que el Papa, por medio de sus indulgencias, busca más la salvación de las almas que el dinero, ¿por qué suspende las cartas e indulgencias ya anteriormente concedidas, si son igualmente eficaces?

90. Reprimir estos sagaces argumentos de los laicos sólo por la fuerza, sin desvirtuarlos con razones, significa exponer a la Iglesia y al Papa a la burla de sus enemigos y contribuir a la desdicha de los cristianos.

91. Por tanto, si las indulgencias se predicasen según el espíritu y la intención del Papa, todas esas objeciones se resolverían con facilidad o más bien no existirían.

92. Que se vayan, pues todos aquellos profetas que dicen al pueblo de Cristo: "Paz, paz"; y no hay paz.

93. Que prosperen todos aquellos profetas que dicen al pueblo: "Cruz, cruz" y no hay cruz.

94. Es menester exhortar a los cristianos que se esfuercen por seguir a Cristo, su cabeza, a través de penas, muertes e infierno.

95. Y a confiar en que entrarán al cielo a través de muchas tribulaciones, antes que por la ilusoria seguridad de paz.

Wittenberg, 31 de octubre de 1517.

VIDEO:

Vea un video donde se aprecia ese memorable hecho histórico cuando Martín Lutero clava las 95 tesis contra las indulgencias (documentos que certifican el perdón de los pecados por una suma de dinero) que Juan Tetzel vendía en Alemania por orden del Papa León X para construir la Basílica de San Pedro en Roma.

Película ”LUTERO”: Martín Lutero clava las 95 tesis contra la venta de las indulgencias católicas.