RADIO EVANGÉLICA BÍBLICA BBN (EEUU)



Para escuchar esta emisora haga click en el botón "Reproducir" y si no quiere escucharlo pulse en el botón "Parar".

14 de noviembre de 2006

Nuevas y polémicas traducciones de la Biblia



Por: Daniel E. Dañeiluk*

"...Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas"
(Jeremías 8:8).

Recientemente leí un post de José Angel Fernández, en su blog Textos e ideas, que me pareció muy interesante y actual

Hacía referencia a una nueva versión de la Biblia Good As New: A Radical Retelling of the Scriptures, traducida por John Henson y la Comunidad ONE por la Exploración Cristiana.

José Angel Fernández hacía mención a algunos párrafos extraídas de ella:

Por ejemplo: “Algunos de vosotros tenéis hijos. ¿Darías a tu pequeña o tu pequeño una piedra si te pidiera un caramelo? ¿O veneno si te pidiera un zumo?”

Sobre la transfiguración:

“Contra el claro cielo él pareció muy distinto, con su tez morena y sus vestiduras blancas reflejadas por la brillante luz”.

Comentaba J. A. Fernández:

“Por supuesto, todo esto se está viendo, una vez más, como un intento de atacar el corazón del evangelio. Uno de los sectores que se piensa que están siendo favorecidos en la traducción es el de los homosexuales. Por ejemplo, el tan usado (a veces muy mal usado, por cierto) pasaje de Romanos 1 ahora se convierte en:

“Dios les dejó que persiguieran sus deseos egoístas. Las mujeres usaron sus encantos para conseguir sus propios fines. Los hombres, en lugar de ser amigos, se explotaron sin piedad unos a otros”.

El autor del post sigue:

“¿Es este libro una herejía que puede terminar con nuestra fe, o un intento de releer algunas historias que, aunque aprendidas de memoria, ya no parecen afectar a aquellos que las leen? Seguro que habrá muchas y muy diversas opiniones. Pero una cosa es cierta y no la deberíamos perder de vista: todas las versiones bíblicas de los manuscritos que tenemos son ‘versiones’ (o colecciones) manipuladas (en el buen sentido de la palabra) e interpretadas de lo que pudo ser el mensaje verdadero. La versión de Henson es una reinterpretación tan obvia con cambios tan claros que resaltan, lo cual, lejos de ser peligroso, yo pienso que convierte esta versión en menos peligrosa que otras que parecen decir la verdad original del evangelio. No olvidemos que todo lector está interpretando desde que comienza a leer.”

Fernández agrega un comentario:

“(...) un teólogo anglicano dijo una vez que cada generación debe ser capaz de leer de nuevo los textos y buscar una interpretación nueva y relevante para su época.”

Ahora la polémica se renueva con esta noticia originada en Berlín, Alemania, y publicada por diversos medios:

Una nueva versión "políticamente correcta" de la Biblia, que otorga a la mujer "el lugar que se merece" fue publicada en Alemania bajo numerosas críticas.

"La Biblia en un lenguaje más justo busca valorizar a la mujer, a la cultura judía y mejorar las relaciones con las fuerzas sociales”, dijo la coordinadora del proyecto, la pastora protestante Hanne Koehler, según AFP.

MI REFLEXIÓN

Como es habitual las traducciones “modernistas” (y adrede no digo modernas) tienden a hacer entendible al vulgo un concepto determinado a expensas de la profundidad del contenido original.
Este uso de la prosa, que en principio resulta atractivo, en la mayoría de los casos resulta en un fin perjudicial.

Creo que contribuye a una visión somera de lo que debería ser profundo y para profundizarse. El lenguaje simple limita al inquisidor y conforma al facilista.

El equilibrio entre un lenguaje actualizado y a la vez sin pérdida de contenido, es una misión que creo humanamente imposible.

Como en tantas otras cosas, pero sobre todo en esto del “manejo” de la Palabra de Dios, la perfecta alineación del hombre en sintonía con el Espíritu Santo es imprescindible.

¿Cuál es el ánimo de los traductores de ciertas versiones progresistas? ¿Adecuar la Palabra de Dios a un lenguaje más entendible para todos, o adecuar la Palabra de Dios a lo que ellos pretenden que se entienda?

En lengua hispana han surgido decenas de nuevas versiones ¿Acaso el idioma español ha cambiado de tal forma que la versión Reina Valera revisada en 1960 ha quedado obsoleta?

Si es cierto que muchos vocablos pueden considerarse arcaísmos. Pero no por ello dejan de ser entendibles para quien desea encontrar el significado de él.

Las traducciones y los traductores de la Biblia son imprescindibles para mantener la vitalidad de la Iglesia y sostener su crecimiento. Basta echar una mirada a la obra de los hispanos Casiodoro de Reina o Cipriano de Valera, o de Martín Lutero, o de Guillermo Carey, quizá el más prolífico traductor de todos los tiempos.

¿Cuál es la clave para hacer una buena traducción? ¿Un manejo impecable de la técnica y el arte de traducir? ¿Buenas y sinceras intenciones? ¿Amplio conocimiento teológico?

Sin lugar a dudas que todos estas condiciones son ineludibles .

Pero, según mi criterio, hay una condición fundamental que no puede ser obviada e incluso superior a éstas: La comisión de Dios para emprender el trabajo.

Entonces el buen traductor debe ser una persona que vive en perfecta comunión con Dios y que tiene su mente ajustada a la mente de Cristo según la guía del Espíritu Santo y de la propia Palabra de Dios.

Algunas traducciones se parecen al “juego del teléfono descompuesto”. ¿Has jugado alguna vez?

En este juego, uno de los participantes dice una frase susurrando al oído de un participante. Éste trata de repetirla a otro, éste a otro, y este otro a otro, y así sucesivamente. Lo interesante del juego, es que el último participante expresa un concepto que poco o nada tiene que ver con la frase del que inicia la serie del juego.

¿Cuál es la forma de traducir para que una sucesión de traducciones no se transforme en un juego del teléfono descompuesto?


Muy sencillo de decirlo y muy difícil de ejecutarlo.

Cada traductor debería poder comunicarse con el autor de la obra original.

¿Es eso posible?

Si, y hay una sola manera: Estar en perfecta sintonía con el Espíritu Santo.

¿Quién pondría en duda el vínculo comunicacional de Dios con Lutero, Casiodoro de Reina o Guillermo Carey?

Pero ¿Podríamos decir lo mismo de cualquier autor?

Reitero el concepto:

EL TRADUCTOR EN COMUNIÓN - COMUNICACIÓN CON EL AUTOR.




* Daniel Dañeiluk es un hermano evangélico de la República Argentina que escribe diversos artículos de opinión sobre el acontecer de la Iglesia y de la Sociedad y publicados en sus blogs como el "Ojo Protestante".
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser de acuerdo al tema del artículo. Comentarios fuera del tema o insultantes no serán publicadas.